De los resultados de investigación al desarrollo de tecnologías: convocatoria de Univalle para maduración de tecnologías

 

 

 

 

 

Este año, Univalle apoyará  el proceso de maduración  de tecnologías que requieren, entre otros, la realización de nuevos prototipos y/o procesos de validación para su maduración, con el fin de que se conviertan en productos o servicios listos para poner al servicio de las necesidades de la sociedad.  A través de su Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación -OTRI, la Vicerrectoría de Investigaciones creó una convocatoria interna para tal fin, que otorga rubros entre $5 y 35 millones de pesos a este tipo de planes de escalamiento tecnológico.

 Univalle ofrece a sus docentes inventores mecanismos de apoyo, que van desde lo financiero hasta el acompañamiento y asesoría en el proceso de escalamiento por parte de la OTRI,  para que estas tecnologías alcancen todos los requerimientos técnicos y de propiedad intelectual necesarios para ser validadas o licenciadas en procesos de transferencia.  

 Con la “Convocatoria para el mejoramiento en el nivel de maduración tecnológica mediante la ejecución de un plan de escalamiento tecnológico”, se busca llegar a las etapas de prototipado y validación.  En este caso, se priorizan aquellas tecnologías que cuentan con protección de propiedad intelectual o con solicitud de protección de propiedad intelectual a nombre de la Universidad y que tienen viabilidad y condiciones para ser transferidas.

 A propósito de esta convocatoria, el docente y director de la OTRI, Carlos Hernán González Campo afirmó que profesores, investigadores e innovadores de la Universidad presentaron sus tecnologías a la Convocatoria, con un plan de escalamiento para la maduración de las mismas. Se incluyeron aquellas tanto en proceso de solicitud de patente o diseño industrial, como las que ya tenían concedido alguno de estos mecanismos.

 En esta oportunidad se presentaron 12 tecnologías, entre las que el panel de evaluación seleccionó 6. “Con cinco de ellas trabajamos en la maduración del presupuesto y el próximo mes iniciaremos la ejecución con las que terminan esta etapa”, complementa el director.

 “Así mismo, esperamos reunir recursos para lanzar una convocatoria similar el próximo año, con el fin de apoyar a otras de las tecnologías  protegidas como Universidad del Valle y las que están en el proceso de protección.

Los procesos de transferencia hacen parte del relacionamiento con el sector externo, pero también son una oportunidad de llevar el conocimiento que se produce en la universidad, que muchas veces proviene de proyectos de investigación o tesis doctorales que los profesores desarrollan con sus estudiantes,  a la solución de problemas en las organizaciones, empresas, sector público y sociedad en general. Son una oportunidad para transferir  ese conocimiento a la resolución de problemas reales”, afirma el profesor González.

 

 

 

Carlos Hernán González Campo (director Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación-OTRI)

 

Transferencia de conocimiento desde las facultades y sedes

 Además de trabajar por la transferencia de tecnologías, la OTRI se encarga de la transferencia del conocimiento en general, por eso la gestión de la propiedad intelectual que allí se realiza no solo se enfoca en las patentes.

 “Las facultades de Ingeniería, Ciencias o Salud no son las únicas de la Universidad que cuentan con tecnologías protegidas; por ejemplo, la Facultad de Artes Integradas también tiene tecnologías protegidas como  diseño industrial. Es importante reconocer que no solamente hacemos transferencia de tecnologías protegidas como patentes o propiedad industrial, sino que, de la misma forma, Univalle deposita derechos de autor asociados a la creación de distintos tipos de obras, en el caso de las artes, o de software”, indica el profesor Carlos Hernán González.

 Conforme a este propósito, en su plan de trabajo OTRI busca incursionar en la innovación social: “Trabajamos en un documento conceptual que se propone para la definición de la innovación social en la Universidad del Valle, que será un mecanismo para reconocer proyectos y procesos en ese marco y de esta manera apoyarlos para transferir dicho conocimiento.

 Entre profesores, estudiantes y grupos de investigación, existe una gran capacidad con relación a este tema, por lo que nos hemos propuesto avanzar en el mismo”.

Otros mecanismos de apoyo

 Además de encargarse de la gestión y apoyo para el escalonamiento y maduración de tecnologías para la transferencia, la OTRI ofrece a los investigadores de la Universidad asesorías y acompañamiento para la valorización y transferencia de tecnologías y capacidades en investigación, desarrollo e innovación; la promoción de capacidades y tecnologías y el soporte en procesos de licenciamiento o creación de empresas basadas en conocimientos gestados en la universidad (spin-off). Para cumplir estos objetivos, la OTRI cuenta con un equipo que se articula con otras unidades de trabajo de la Vicerrectoría de Investigaciones y, en algunos de sus procesos, con las unidades académicas.

 “Próximamente lanzaremos seis cursos virtuales abiertos para toda la comunidad académica sobre temas relacionados con el estatuto de propiedad intelectual de la Universidad,  los fundamentos de emprendimiento de base tecnológica y los de la gestión de la innovación social,  la gestión de la transferencia y la de la innovación. Con estos cursos buscamos  generar conocimiento  y habilidades para que hablemos el lenguaje de la innovación tecnológica y social, en especial, sobre conceptos de la propiedad intelectual en la Universidad”, señala el profesor González.

 Por medio de estos mecanismos no solo se busca potencializar la transferencia tecnológica de la Universidad, sino que se promueve el trabajo colaborativo y la producción de los grupos de investigación para culminar sus procesos de investigación. Son oportunidades que responden al Programa Estratégico de “Consolidación de la relación Universidad-Empresa-Estado a través de la transferencia de conocimiento y el emprendimiento de base tecnológica”.

 Queremos que el Estatuto de propiedad intelectual de la Universidad del Valle sea conocido por todos los miembros de la comunidad y que sigan participando en este tipo de convocatorias  y en los distintos procesos que apoyamos institucionalmente”, puntualizó el director de la OTRI.