Vicerrectores de Investigación de la red CINDA refuerzan lazos de cooperación

 

*Artículo tomado de Boletín CINDA No.16 martes, 9 de julio  

https://cinda.cl/articulos/vicerrectores-de-investigacion-de-la-red-cinda-buscan-reforzar-lazos-de-cooperacion/

Los días 26, 27 y 28 de junio se efectuó en Colombia la IX reunión anual de la red de esta área.

El rector de la Pontificia Universidad Javeriana, Jorge Humberto Peláez Piedrahita s.j., inauguró el evento el 26 de junio.

Entre las actividades que contempló el programa del encuentro figuran, entre muchas otras, presentaciones sobre el estado de avance de los grupos de trabajo de la red; y el seminario temático “Información transformativa: nuevo enfoque para la política de Ciencia, Tecnología e Innovación”coorganizado por la Universidad Javeriana, la Universidad de Talca (Chile) y CINDA, y que entre otros especialistas, contará con la presencia del Dr. Matías Ramírez, académico e investigador del Science Policy Research Unit, Business and Management (SPRU), University of Sussex (UK).

La reunión es uno de los hitos del año de las redes de CINDA, y se trata de un importante encuentro porque es la ocasión en que las universidades refuerzan sus lazos de cooperación.

Soledad Aravena, coordinadora de redes de CINDA, explica que “la investigación es una función muy preciada y muy valorada en las universidades hoy, y tiene ramificaciones muy relevantes en otras áreas, lo que ha significado que la red ha ido extendiendo sus campos de acción. Por ejemplo, el tema de la transferencia tecnológica como un producto o una derivada de la investigación es súper importante, junto a los impactos que eso tiene en el desarrollo social y en el desarrollo de las comunidades”.

Muchos temas de innovación y emprendimiento alrededor de la investigación en las universidades hoy día son de mucha relevancia. Y en ese marco, una de las cosas que la red quiere hacer, y un primer desafío, es ver cómo estos otros temas que esta abarca, convergen en otras iniciativas que las otras redes están desarrollando: la red de vicerrectores académicos en temas de internacionalización; la red de PIU que está trabajando fuerte en avanzar y generar mejor movilidad para los investigadores y el posgrado; el tema de innovación que también fue una iniciativa que partió desde la red de vicerrectores académicos pero donde se están tocando muy de cerca con los vicerrectores de investigación. Entonces, hay un primer punto muy relevante de hacer converger estos esfuerzos de las distintas redes en iniciativas conjuntas que se potencien.

“Por otro lado -enfatiza Soledad Aravena- también hay un escenario que es desafiante por muchas razones. Sabemos que en América Latina los fondos de las universidades son restringidos para las investigaciones y que es un escenario complejo; sabemos que un punto que es relevante es ver cómo, pensando en la diversidad de desarrollo que tienen nuestras universidades en esta función, podemos generar estrategias para que las que tienen más trayectoria y más experiencia, pueden traspasar esa experiencia y ese conocimiento a otras universidades de nuestra red que están iniciando esta función o están en un nivel de desarrollo diferente, pero que este traspaso de experiencia de acompañamiento, no sea una cosa de querer copiar idénticamente lo que otras universidades hacen, sino recorrer un camino propio, desde sus propias fortalezas y que ahí puedan ir compartiendo su avance, más que dar recetas”.

Y un tercer desafío que se plantea esta red, es aprovechar cuál es esta identidad como CINDA hoy, señala Aravena. Y agrega que mucho de esa identidad se juega en que un gran número de nuestras universidades son latinoamericanas. “Tenemos universidades españolas, tenemos a la universidad de Génova en Italia, pero la mayor parte son latinoamericanas que comparten un escenario común, y eso, desde la perspectiva de la investigación, nos debería llevar a buscar cuáles son aquellas áreas donde tenemos ventajas comparativas frente a Europa, frente a Asia, que nos pueden destacar como una red donde podemos establecer lazos de cooperación que nos diferencien y que permitan que nuestros investigadores interactúen y busquen esos puntos para potenciar su trabajo. Un ejemplo de eso muy y potente fue lo que pasó con el foro del agua hace dos años en la reunión de Monterrey, donde encontramos un cúmulo de investigadores que a propósito de lo que está sucediendo con la disponibilidad de los recursos hídricos en la región encontraron un punto de convergencia e investigación y que podían complementarse. Entonces, ese tipo de cosas es lo que queremos explorar en esta red para revitalizar los proyectos y buscar mayores puentes de cooperación para revisar nuestras prioridades y proyectar a la red con más fuerza hacia el futuro”.